Compendio de adivinanzas de la alta Extremadura

Tipología: 
Artículo de revista
Título de la revista: 
Revista de Folklore
Año: 
1984
Número: 
45
Páginas: 
96-102
Sinopsis de contenido: 

[Resumen extraído de la fuente original] 

Hoy en día, debido a unas corrientes socioculturales demasiado homogéneas y, a su vez, demasiado extrañas para determinadas colectividades, el saber popular se desmorona a marchas forzadas. El pueblo ya no piensa por sí, sino que debido a los imperativos de nuevos hábitos y nuevas costumbres, así como a la influencia arrolladora de los medios de masas, son otros los que piensan por él. Todo viene ya prehecho y predicho. Los criterios populares, fruto de una determinada idiosincrasia y de una manera de concebir el mundo, son marginados o menospreciados. En su lugar, campea a sus anchas la sociedad de consumo, que, de forma interesada, está alienando, desarraigando y deshumanizando a numerosas personas que bebieron y se moldearon en unas fuentes socioculturales completamente distintas.

Intentando salvar del naufragio parte del saber popular, traemos a estas páginas una gavilla de adivinanzas, recogidas en la mitad occidental de la Alta Extremadura. Ha sido el extremeño pueblo de pastores y, por tanto, dado al soliloquio; de aquí que no es de extrañar que, en sus horas de soledad, este hombre diera vida a multitud de refranes, dialogismos, dichos tópicos... Y así creó y moldeó todo un acervo costumbrista consustancial a su temperamento y carácter.

A lo largo de nuestros trabajos de campo, nos hemos percatado de que el acertijo con auténtico sabor popular tan solo permanece en la memoria de personas que rebasan los cincuenta. Otro buen número de adivinanzas, de corte más clásico y de estructura más perfecta, las recitan personas más jóvenes, incluso niños en edad escolar. Pero las de este último tipo las hemos dejado fuera (aunque es posible que se nos haya colado alguna). No nos parece oportuno citarlas, porque son las típicas que suelen aparecer en numerosos textos escolares, lo cual no quita para que sus orígenes puedan estar en el pueblo llano.

Destaquemos, también, que quienes mejor conservan en sus recuerdos los acertijos son siempre mujeres. Y esto es comprensible a la luz de que la mujer, en los medios rurales de la zona que estudiamos, ha estado más inmersa en el costumbrismo comunitario o colectivo que el hombre. Así, por ejemplo, mientras el hombre trabajaba, en solitario, sus fincas durante las tardes del invierno, la mujer se reunía con sus compañeras en la solana, donde, a la vez que se cosía o hilaba, se contaban chascarrillos y otras mil paremiologías. Lo mismo podemos decir de los hornos comunales, donde jugaba, igualmente, un gran papel la mujer. De esta forma, la transmisión oral se hacía más receptiva en las mujeres, las cuales, por su carácter más dicharachero, la transmitían con mayor fluidez generación tras generación.

Lengua: 
Área geográfica: 
Palabras clave: 
Última modificación: 
21/11/2021 - 10:33