¿Tres pueblos de habla extremeña en Andalucía? Estudio lingüístico

Autores

Tipología: 
Artículo de revista
Título de la revista: 
Anuario de Estudios Filológicos
Año: 
1981
Número: 
4
Páginas: 
221-231
Sinopsis de contenido: 

En tres localidades del occidente andaluz, los informantes que proporcionaron los datos para el ALEA respondieron que en ellas se hablaba extremeño. Estas localidades son la cordobesa Cuenca, la sevillana El Real de la Jara y la onubense Encinasola. Antonio Salvador trata de responder a la pregunta de por qué en esos tres pueblos los hablantes denominan “extremeño” a su variedad lingüística. Para ello coteja los resultados de las encuestas de esas localidades con las de otras localidades próximas presentes en el ALEA, y completa los datos con encuestas propias en otros pueblos extremeños cercanos a los anteriores. En concreto, los núcleos investigados son los siguientes: Oliva del Rey, Higuera la Real, Jerez de los Caballeros, Montemolín, Pallares, Santa María de Nava y Granja de Torrehermosa.

Para determinar las semejanzas y diferencias entre los pueblos extremeños y los andaluces (y entre los andaluces que afirman hablar “extremeño” y los que no) se tienen en cuenta, fundamentalmente, fenómenos fonéticos como las aspiraciones, el yeísmo o la neutralización de -l y -r en posición implosiva, y el léxico de cada lugar. La conclusión que se extrae del estudio de Antonio Salvador es la siguiente: “La afirmación de Cuenca, El Real de la Jara y Encinasola de que hablan ‘extremeño’ responde a una doble seguridad de diferenciación con respecto a su entorno y de aproximación por motivaciones tanto históricas como actuales a los pueblos extremeños. A estas interconexiones hay que unir el hecho de que los límites entre las hablas andaluza y extremeña (fundamentalmente de la zona baja pacense) no son nítidos e incluso, en ocasiones, inexistentes” (p. 231).

Lengua: 
Última modificación: 
02/08/2019 - 14:28